Salmo 2 – «Una Introducción»

Categoría: Devocionales

Fecha Publicación: Jul 12, 2021

Autor: Luis Felipe Torres Muñoz

Resumen

Sal 2:1-12

  1. ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas?
  2. Se levantarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos Contra Jehová y contra su ungido, diciendo:
  3. Rompamos sus ligaduras, Y echemos de nosotros sus cuerdas.
  4. El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos.
  5. Luego hablará a ellos en su furor, Y los turbará con su ira.
  6. Pero yo he puesto mi rey Sobre Sion, mi santo monte.
  7. Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy.
  8. Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra.
  9. Los quebrantarás con vara de hierro; Como vasija de alfarero los desmenuzarás.
  10. Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra.
  11. Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor.
  12. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.

*******

Una Introducción al salmo 2

C. H. Spurgeon dice lo siguiente con relación al salmo 2:

El tema central de este salmo es el establecimiento y consolidación de David como rey sobre su trono por encima de toda oposición de parte de sus enemigos. David asume en este salmo un papel que conlleva doble carácter: por un lado literal y, por otro, alegórico.

Este salmo, según algunos expertos afirman, es el salmo del Mesías Príncipe. Presenta como los pueblos se alzaron a una contra el Enviado de Dios, nuestro Señor Jesús.

De hecho, son varias las referencias que hace el Espíritu Santo que nos remiten a este salmo en particular:

Hch 4:25-26 25que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas? 26Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno Contra el Señor, y contra su Cristo.

Y otras referencias más que apuntan a nuestro Señor Jesús.

Así que demos inicio al estudio de esta porción de las sagradas escrituras y preparemos el corazón para conocer, como antes de su llegada, ya estaba profetizado todo aquello que el Señor Jesús llevaría a cabo y sufriría por nuestra causa.

¡Dios nos bendiga!

Luis Felipe Torres Muñoz

Un servidor de Cristo en la iglesia de Cristo Manizales, cristiano desde el año 1999, Casado con una gran mujer, Juliana Arboleda y bendecido con 2 hermosos hijos, Maria Camila y Juan Felipe, con el deseo firme de servir a Dios con todo mi corazón. Rogando a Dios su favor siempre y misericordía para con cada uno de mis hermanos y mi persona.

SIMILARES A ESTA PUBLICACIÓN

0 comentarios

Share This
0:00
0:00