Salmo 1 – “Y En Su Ley Medita De Día Y De Noche” – Parte II

Categoría: Devocionales

Fecha Publicación: Jul 3, 2021

Autor: Luis Felipe Torres Muñoz

Resumen

El Señor Jesús nos dio ejemplo en cuanto a lo que realmente debemos buscar, debemos anhelar, y esto es la palabra de Dios.

Cuando hablamos de meditar, podemos compararlo a ese proceso de digerir adecuadamente la voluntad del Señor, extraer de ella los nutrientes necesarios para el corazón, para que, estando fortalecido pueda hacer frente al pecado.

No permita que su corazón muera desnutrido.

*******

 

Y en su ley “medita” de día y de noche

Meditar es la manera en como el corazón, la mente, digiere el consejo de Dios.

Nathaniel Ranew [1602-1672] dice lo siguiente: Los naturalistas dicen que para sostener la vida en el cuerpo humano se necesita toda una serie de procesos y facultades, entre ellas:

  • Facultad de atraer, que hace que el alimento nos resulte apetitoso y lo traguemos
  • Facultad de retener, que hace que una vez tragado lo mantengamos.
  • Facultad de asimilar, para urdir el proceso de nutrición.
  • Facultad de expandir, formando la masa llamada “quimo”. Una masa semisólida de consistencia ácida que se forma por los movimientos de contracción de las paredes musculares del estómago y la acción proteolítica de la pepsina y del ácido clorhídrico.

La meditación posee todas estas facultades.

En la facultad de atraer, que hace que la palabra de Dios nos resulte apetitosa y lo podamos estudiar y llevar al corazón, aportando juicio, sabiduría y la fe necesaria para ponderar, discernir y dar crédito a las cosas que escuchamos y leemos.

Sal 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.

En la facultad de retener, asistiendo a la memoria en ese proceso de guardar en sus arcas los tesoros escogidos de la palabra divina.

Sal 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Luc 2:19 Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

En la facultad de asimilar, tiene el poder necesario para digerir las verdades de la palabra y transformarlas en alimento espiritual; y finalmente, en la facultad de expandir, ayuda al corazón renovado a crecer y expandir su capacidad para entender las cosas que Dios nos da libremente[1].

2Ti 3:14-15 14Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 15y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Por lo tanto, ¿Come usted de este manjar bíblico cada día?

Reflexione en lo siguiente:

Jua 6:35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Y siga el ejemplo de Jesús:

Jua 6:27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.

¡Dios nos bendiga!

[1] Spurgeon, Charles H. 2015. EL TESORO DE DAVID: LA REVELACIÓN ESCRITURAL A LA LUZ DE LOS SALMOS. TOMO I. Vol. 1. 1.ª ed. Barcelona: CLIE.

Luis Felipe Torres Muñoz

Un servidor (Anciano, Pastor u Obispo) de Cristo en la iglesia de Cristo Manizales, cristiano desde el año 1999, Casado con una gran mujer, Juliana Arboleda y bendecido con 2 hermosos hijos, Maria Camila y Juan Felipe, con el deseo firme de servir a Dios con todo mi corazón. Quiero enviar un mensaje muy especial a todos los que leen y comparten todo este material, esperando en Dios que le sea de gran provecho para su alma.

SIMILARES A ESTA PUBLICACIÓN

0 comentarios

Share This