Invalidando el mandamiento de Dios

(Mateo 15:6) ​ya no ha de honrar a su padre o a su madre. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición.
Uno de los mensajes más enfáticos del Señor Jesús, el contexto viene tratando con la respuesta dada por Jesús frente a la acusación de los judíos por no lavarse las manos para comer; (Mateo 15:2) ​¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. Pero vemos claramente como el Señor les responde, apelando a la tradición de los ancianos que invalidan el mandamiento de Dios.
Muchos por estas fechas, pueden considerar que la fiesta navideña no tiene ningún mal, que algunos de nuestros hermanos en otros países la viven y que al ser así no afecta en nuestra salvación.
Consideremos algunos puntos importantes a revisar, sin adentrarnos a lo que muchos ya han dicho en relación a esta fecha, su origen, su práctica y lo que algunos cristianos apelan, a su libertad de conciencia.

Revista_001_2018