RETRATO DE UN PERSEVERANTE

RETRATO DE UN PERSEVERANTE

La historia dice que este hombre fracasó en los negocios y cayó en bancarrota en 1831. Fue derrotado para la Legislatura de 1832. Su prometida murió en 1835. Sufrió un colapso nervioso en 1836. Fue vencido en las elecciones de 1836 y en las parlamentarias de 1843, 1846, 1848 y 1855. No tuvo éxito en su aspiración a la vicepresidencia en 1856, y en 1858 fue derrotado en las elecciones para el senado.

Este hombre obstinado fue Abraham Lincoln, elegido presidente de Estados Unidos en 1860.

La lección es muy sencilla: sólo se fracasa cuando se deja de intentar.

Cuán parecido puede ser su vida en este momento, puede que al convertirse usted en cristiano todo le haya empezado a salir mal, su familia no le habla, sus amigos le abandonaron, sufre usted de burlas y persecución por su fe, pero al final, si preservaron hasta el fin, lograremos el galardón.

  • 2 Timoteo 4:8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

Pregúntese usted mismo, ¿Es acaso un cobarde que cuando las cosas no van según usted las quiere, abandona el barco de Dios? ¿Abandona la iglesia o dice que no volverá porque cualquier cosa le vence? Si es así, permítame decirle que usted no merece tal corona de parte de Dios.

  • Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.
  • 1 Timoteo 6:11-14 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. 12. Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. 13. Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, 14. que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo,

Si te dejas vencer fácilmente, te desanimas y dejas al Señor por cualquier cosa, no eres digno si quiera de llevar el nombre de cristiano, si abandonas la iglesia, abandonas al Señor, porque el abandonar es muestra de no amar. Efesios 5:25 …Como Cristo ama su iglesia y se entregó por ella…

El alma se pierde por elección propia, la batalla se pierde porque el que la pelea se derroto así mismo y es carente de fe en su tarea, se pierde cuando se deja de intentar.

Dios te bendiga.

Sobre el Autor

Luis Felipe Torres Muñoz

Un servidor de Cristo en la iglesia de Cristo Manizales, cristiano desde el año 1999, Casado con una gran mujer, Juliana Arboleda y bendecido con 2 hermosos hijos, Maria Camila y Juan Felipe, con el deseo firme de servir a Dios con todo mi corazón. Quiero enviar un mensaje muy especial a todos los que leen y comparten todo este material, esperando en Dios que le sea de gran provecho para su alma.

Deja una respuesta

Pin It on Pinterest

Share This
X