Un estudio riguroso de la biblia es necesario para conocer la perfecta ley de Dios; el apóstol Pablo instaba a su amado Timoteo a, que diligentemente buscara el conocimiento de la palabra de Dios. 2 Timoteo 2:15 “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. Es por esto que hemos preparado esta serie de lecciones para adentrarnos en el buen uso de la biblia y reconocer cuán necesaria es su aplicación en nosotros.

Puede descargar aquí el curso completo en PDF